7 Tips para la vestimenta de tu Worldbuilding

7 tips para la vestimenta de tu mundo

   Aunque la vestimenta de tu worlbuilding es algo que se puede describir fácilmente en el momento adecuado, puedes verte en la tesitura de no saber qué estilo o prendas ponerle a tu personaje si no has trabajado antes ciertos aspectos.

  Me topé con este problema en cuanto vi la necesidad de cambiar de apariencia a mis personajes en uno de los capítulos de mi historia. Así que me puse a trabajar de forma detallada y exhaustiva para no caer en equívocos ni pasar horas buscando cuándo se cambió el personaje por última vez.

  Los aspectos que trato a continuación me sirvieron de base para trabajar la vestimenta de todo el elenco de personajes que interactúan entre sí.

1.- Jerarquía. En todos los mundos que tratemos de crear va a existir una jerarquía entre los personajes. Hay que tener en cuenta que dependiendo del lugar que un personaje ocupe en la sociedad vestirá de una manera u otra. De igual manera que un personaje masculino se vestirá de forma diferente al femenino (a menos claro está que propongas lo contrario o tus propias ideas). Así un Rey vestirá distinto a un campesino no solo por diferenciarse de él en cuanto a nivel social, sino por etiqueta, costumbres sociales, elegancia, responsabilidad,…

Ropajes de dama

2.- Materiales. Dependiendo de los elementos que se desarrollen en tu mundo, encontrarás la posibilidad de crear ciertos materiales para confeccionar la ropa. Esos materiales deben estar acorde con la funcionalidad que le vayamos a otorgar. Así, unos pantalones confeccionados para un príncipe contará con un material totalmente diferente al que necesita el campesino, o el soldado que permanezca de guardia una noche helada. Materiales totalmente diferentes al vestido que luce una muchacha en una fiesta, por poner un ejemplo.

3.- El clima y la temperatura. Dependiendo de la estación del año en que se encuentren los personajes y el clima de la zona, los ropajes se confeccionarán con un material más grueso o más fino. Además de contar con la ubicación de los personajes. Una princesa que pase todo el tiempo dentro del castillo no necesitará muchas prendas de abrigo si éste está acondicionado.

4.- Los colores. Estos no solo obedecen a la belleza o la elegancia. Los colores oscuros para la ropa de trabajo no se refieren solo al estatus social sino a la necesidad de que la ropa dure más tiempo sin verse sucia y maltrecha. Y obviamente tiene que ver con la comodidad personal. Igual que una lavandera no debe sentirse muy cómoda con un vestido de seda, tampoco lo hará con un vestido blanco.

Ropajes de gala
Haz clic en la imagen para ver más grande.

   Para confeccionar un traje de un material determinado se necesita tener de antemano ese material al igual que su color. Hay colores que se consiguen gracias a  tintes especiales. No tiene mucha credibilidad decir que la princesa se vistió de un mint ligero, si en tu mundo no se ha creado ese color.

   Es necesario tener en cuenta el color también para las celebraciones y rituales. Si en tu historia aparecen acontecimientos como bodas, entierros, fiestas populares,… deberás tomar nota sobre las prendas y los colores usados para mantener un respeto, unas costumbres,…

5.- El calzado. Que los soldados lleven botas altas no suele ser capricho del zapatero, así como tampoco lo es las manoletinas típicas usadas en un castillo o palacio por las damas de la Reina. Con esto no quiero decir que tenga que ser este tipo de calzado el que le impongas a cada personaje. Simplemente trata de ponerte en sus zapatos (nunca mejor dicho) y piensa con qué se encontrará más cómodo en cada una de las actividades que realice. Y volviendo al material, si en tu mundo existe un material innovador o por el contrario, no existe uno que ya conocemos cuidado con decir por ejemplo:

“En un abrir y cerrar de ojos estaba inmerso en las aguas del río tras haber sido tirado, con furia, por su propio caballo. Empapado de pies a cabeza salió tambaleándose, tratando de sacar las zapatillas del fango mientras escurría sus ropas que llegaron doblar su peso inicial”.

Pregúntate:

¿Has creado un mundo en el que es normal que el personaje vaya en zapatillas de deporte?

¿Existe ese material?

¿Es de un material especial, que por ejemplo, no se moja?

Si es un caballero o soldado ¿es normal que vaya en zapatillas?

6.- Los complementos. En este apartado entran los amuletos o colgantes, armas, escudos, cinturones, bolsos, adornos de metales diversos para la ropa, tocados, brazaletes, sombreros, maquillaje, joyas,…

Ten en cuenta que por ejemplo, llevar armas da muestras de pertenecer a un gremio o estatus al que se le permita el uso de estas.

Ropajes de dama

Muchos de estos aspectos que he citado aquí están relacionados con los estatus sociales así que debes tener muy claro qué complemento colocas a los personajes, no vaya a ser que nos encontremos con algo incongruente. Por ejemplo:

  En un mundo donde no hay electricidad no puedes colocar un detalle como el siguiente:

“La doncella no sabía en qué momento entraría el Rey en sus aposentos y mientras esperaba se sentó cómodamente en el tocador de la Reina, tratando de adjudicarse una belleza instantánea que robara la respiración del amado. Se deshizo el moño que ensortijaba su cabello y luchó por hacerse con él.

Antes de lo que ella había imaginado escuchó  las pisadas inconfundibles del Rey. Cuando abrió la puerta no pudo más que agradecer a los dioses la visión que contemplaba. Una hermosa mujer perfectamente maquillada, con tirabuzones en sus cabellos y…

    A ver, si el rey llegó antes de lo que ella esperaba, no es normal que se la encuentre perfectamente maquillada y con tirabuzones que se ha hecho con no sabemos qué máquina y en qué tiempo.

  A la hora de confeccionar, la gran mayoría de las veces es necesario ir a las tiendas a comprar el material que necesitemos: hilo, botones, cremallera, entretela, alfileres, agujas,… Para ello no solo tienes que tener en cuenta que existan esas tiendas o talleres (llámalo como quieras) sino dónde se fabrican.

7.- Los trajes para niños. La actividad que realizan los niños, sean del nivel social que sean, necesitan de un material fuerte y colores resistentes. Si van a una ceremonia puede ser diferente, pero lo normal es que sean cómodas. Cuidado con ponerle unas botas a los niños hasta la rodilla. Pobres, no podrán ni moverse.

Piensa también en las niñas y en sus quehaceres diarios. Te dará pistas de cómo vestirlas.

Ropajes de dama
Haz clic en la imagen para ver más grande.

   Como he dicho en entradas anteriores no tienes que anotar todos estos aspectos para escribir tu historia pero sí tenerlos en mente para que al lector no le rechinen los dientes al leerla.

  Si la protagonista trata de curar a su amado, al que le han disparado en un brazo, no digas que dio un tirón a la falda y ató el pedazo de tela tapando la herida, si previamente has dicho que la falda era vaquera, o de un material fuerte como una roca.

En la entrada anterior hablé de 23 preguntas para entrevistar a tus personajes y  conté que la entrevistada me pedía atribuirle el gusto por la moda al personaje de mi novela. Entonces trabajé la posibilidad de cambiar de estilo según la actividad que fuera a realizar y para ello tuve que tener en cuenta todos los aspectos antes mencionados. Con todo y eso, seguro que hay algo que se me ha escapado.

Espero que estas ideas te sirvan para tus propios proyectos.

Si tienes alguna duda, por favor, deja un comentario. Estaré encantada de ayudarte.

  Suscríbete al blog, si aún no lo has hecho y Gracias por pasar por aquí.

Worldbuilding: Guía para la creación de personajes.

Incluye consejos de profesionales.

Worldbuilding: Los personajes.

¿Piensas que la creación de los personajes en una novela necesita una obligada preparación previa?

Yo sí.

A la hora de crear los personajes de mi novela fue necesario dividirlos en grupos:

  • Los protagonistas, que en mi caso son dos, un niño y una niña de casi 16 años.
  • Los personajes secundarios: abuelo, madres, amigos,…
  • Los personajes del pasado: los primeros habitantes del reino, que tienen muchísima relevancia en la historia.
  • El antagonista.
  • Los seres mágicos guardianes.
  • Resto de criaturas que aparecen a lo largo de dicha historia.

  Por internet circulan muchas pautas a seguir a la hora de crear un personaje. A mí me ha ido siempre muy bien siguiendo este esquema que os quiero explicar a continuación y que he desarrollado con la mayoría de los personajes de la historia:

Ficha de desarrollo del personaje

  1. Al personaje que vaya a desarrollar le otorgo tres adjetivos que lo describan, por ejemplo: organizado, reservado e inteligente.
  2. Decidir qué quiero que ocurra con el personaje a lo largo de la historia, es decir: evolucionará a mejor, a peor o acabará la novela en proceso de evolución. Dependiendo de lo que elija, la línea de desarrollo del personaje (línea recta de color rosa) seguirá uno de las tres direcciones que muestran las flechas de arriba. En el esquema, yo elegí que el personaje evolucionaría a mejor, con lo que la línea deberá se ascendente.
  3. A lo largo de la historia al personaje le surgirán problemas que deberá tratar de solucionar. Normalmente la aparición de conflictos le desmorona en un primer momento, hasta que coge las riendas de su vida y busca una solución. De ahí las subidas y bajadas de la línea lila (altibajos). Por otro lado, la solución de conflictos desarrolla en el personaje un crecimiento personal que le dará fuerzas para alcanzar su objetivo. Puede haber tantos altibajos como el autor desee.
  4. El preparar esta ficha de cada personaje te asegura, no solo la línea de evolución que todos los personajes deberían tener en la historia(por lo menos los más importantes), sino a tener un conocimiento completo de la personalidad, conflictos y soluciones que ofrecen los personajes antes de llegar a finalizar la novela.

Libro de hechizos

En la novela que estoy terminando de corregir (uf, que tarea,) para el hechicero principal, el creador del Libro de Hechizos, resultaba sumamente importante que los protagonistas entendieran cómo comenzó todo y por qué todo está como está.

  Por ello, recogió en su libro los datos más importantes de los cuatro Reyes del Planeta.

Como se ha dicho muchas veces, no es necesario que se cuenten todos los detalles de cada personaje, pero el hecho de que tú, como escritor, los conozcas a la perfección te ahora muchos disgustos y contrariedades.

Libro de hechizos

En esta entrada anterior  y en esta otra os expliqué por qué tuve la necesidad de crear este libro de hechizos de forma real para poder documentarme. No os hacéis una idea de lo que ahora me alegro, aunque fue un trabajazo.

  En este libro, el hechicero apunta aquellos datos que cree le serán útiles para reconocer y entender a la persona. Añade un dibujo del amuleto mágico que representa el Reino y que tiene mucha relevancia para todos en el territorio. Cada personaje controla un elemento de la naturaleza y añade el símbolo con el que se reconoce.

Libro de hechizos

Llega la página en la que el hechicero coloca a los protagonistas. Según él:

“Lo que tu mente no entiende por cerrada,

tus ojos no expresan por abiertos”

  Por eso coloca en el libro los ojos de los protagonistas. A través de ellos, se puede entender la mente humana. Después añade los rasgos importantes de sus personalidades.

Libro de hechizos

He echado un vistazo por la web a los consejos de profesionales que me podrían ayudar a entender mejor cómo crear a mis personajes. No sé si será interesante, pero a mi me ha servido de mucho. Aquí van algunos de ellos:

Javier Miró, excelente escritor de novelas de fantasía como La armadura de la luz  explica muy bien tres pasos para crear personajes. Opina que:

  • Lo principal es crear la ficha de personajes (por ejemplo la que os acabo de mostrar) tan extensa y detallada como a ti te guste.
  • Segundo, toma esa ficha de personajes y empieza a pensar situaciones en las que tu personaje pueda desenvolverse.
  • Y tercero, coge esa ficha de personajes y dásela a alguien con quien tengas mucha confianza para que la lea, analice, estudie,…

Martitara, una booktuber a la que le gusta la fantasía juvenil establece una serie de apartados para desarrollar a un personaje:

  1. Ficha técnica:  Nombre, apellido, edad, color de ojos,…
  1. Motivación:  ¿Qué quiere tu personaje? ¿por qué? ¿Cómo?…

                                  ¿Cuáles son los obstáculos que se interponen en su camino?

                                  ¿Hasta dónde está dispuesto a llegar?

                                 ¿Qué es lo que no está dispuesto a soportar?

  1. Físico: Raza, complexión, como va peinado, vestido, tiene cicatriz, tatuaje, sus gestos,…
  1. Historia: Aquí construyes todo su pasado, nivel socio económico, cultural, lo que le influye y lo que no.
  1. Psicología: ¿Cuál es su carácter? ¿Qué habilidades tiene? ¿Qué es lo que mejor se le da? ¿Qué rasgos importantes tiene? ¿Qué le hace feliz? ¿Qué le avergüenza?
  1. Percepción: ¿Cómo ve el mundo y cómo actúa en consecuencia? ¿Es empático? ¿Es atento a los detalles? ¿Sabe cómo se siente el resto de los personajes? ¿Es educado, serio, tímido, atrevido,…?

Libro de hechizos

Javier Muñiz, youtuber y escritor de La chica del zapato azul nos presenta una lista de consejos sobre cómo crear unos personajes memorables para nuestras historias.

Código moral propio.

Humaniza a tus personajes.

Hazlos contradictorios.

Tiene que evolucionar.

El grupo de personajes debe de ser variado.

Debe ser imprevisible.

Debe ser misterioso.

Tiene que ser social.

Estúdialo a fondo.

Ana Gonzalez Duque autora de comedia romántica y fantasía juvenil, nos habla de cómo construir al villano de tu novela.

El villano debe tener:

  • Algo que perturbe.
  • Un pasado
  • Un pasado que se vaya descubriendo poco a poco.
  • Una motivación creíble para hacer el mal.
  • Cosas en común con el héroe.

Yo además incluiría el análisis de 10 aspectos psicológicos que siempre me sacan de más de un apuro:

  1.  ¿Quién es la persona más importante en su vida?
  2. ¿Cuáles son sus sueños y sus peores pesadillas
  3. ¿De que se arrepiente, que ha hecho mal?
  4. ¿Cuál es su principal meta en la vida?
  5. ¿Qué le gusta y qué suele comer? Según dicen por ahí, eres lo que comes.
  6. ¿Cree en algo? ¿En qué?
  7. ¿Le importan las opiniones de los demás?
  8. ¿Cual es su color favorito? Según los expertos el color expresa emociones. Por ejemplo el color azul favorece la sinceridad, profesionalidad, integridad, calma, infinito,confianza, seguridad, fuerza,…
  9. ¿Tiene algún secreto guardado?
  10. ¿Cuenta los secretos de los demás?

¿Añades algún aspecto más? ¿Cuál sería?

Suscríbete al blog si te gustan mis entradas.

Si lo deseas, deja algún comentario para conocer tu opinión sobre este tema.

5 tareas a realizar antes de escribir una novela

5 tareas a realizar antes de escribir una novela

¿Os ha pasado alguna vez que se ha aparecido una excelente idea a la cabeza y habéis empezado a desarrollarla sin más?

¿Qué tareas realizas antes de escribir tu novela?

 Pues a mí muchas veces. De hecho esta es la primera vez que he trabajado más antes y durante que después de terminar mi novela, entre otras cosas porque todavía no está terminada.

  Eso no significa que lo que os voy a explicar ahora sea mejor manera de escribir una novela. Simplemente me gustaría explicaros los pasos que he dado yo antes de ponerme a escribir.

1.- La idea: obviamente tener una idea previa debe ser el motor de arranque. Es más, esa idea debería rumiarse durante un tiempo, lo suficiente para sentir que merece la pena. Si después de darle vueltas, la adrenalina que sentiste en el momento que surgió no continúa dentro de ti, tal vez, y solo tal vez, deberías dejarla reposar.

Idea

2.- Conocimiento general de tu historia: es el proceso de ir desde lo abstracto a lo concreto.

   – Escribe una frase de no más de 15 palabras que exprese la idea general de tu novela.

   – Después, amplía la frase a un párrafo no mayor de cuatro líneas donde proporciones más información.

  – En estos momentos te ayudará pensar que tienes delante a una persona que te pregunta de qué va tu historia. Escribe una sinopsis que abra el apetito de tu lector pero que no lo sacie. Déjale con las ganas de saber más, de leer tu obra.

3.- Escribe un guion.

Jordi Sierra i Fabra, en su libro “la página escrita” desarrolla muy bien este apartado. Según él:

  •      En cuantas más partes y/o capítulos puedas dividir una historia, mejor la podrás contar.
  •       Un buen guion te asegura en un porcentaje muy elevado el obtener una buena novela
  •        Elaborar un guion previo te permite dominar el ritmo, la música, y hacer obras con personajes múltiples manteniendo una unidad global que funcione como un reloj.
  •        El guion cobra forma con la estructura. Y, a su vez, la estructura es aquello que vamos trenzando mientras elaboramos el guion.

  Para mí, el guion ha resultado ser la carretera, con sus curvas y sus dificultades, que me está llevado del punto de partida hasta el final de mi proyecto. En cuanto me siento perdida, recurro a él y enseguida vuelvo a encontrar el camino.

4.- Creación de mundos o worldbuilding: si para escribir tu novela necesitas crear un mundo totalmente fantástico te aconsejo comenzar a desarrollarlo previamente o de lo contrario te perderás.

   Hay tantas maneras de crear un mundo fantástico que debes decidir cuál será la tuya. De todas formas, el hecho de que desarrolles todos y cada uno de los aspectos necesarios para tu mundo, no significa que los tengas que narrar en tu novela. No obstante, si tu mente tiene claro aspectos como: el ambiente, el sistema político, la moneda, la educación, las leyes, los rituales, los gremios, la vestimenta, las especies animales y otras criaturas, la jerarquía social y política (en fin, no quiero agobiarte) escribirás con conocimiento de causa.

5.- Tu propia enciclopedia fantástica.

   Este punto tiene mucho que ver con el anterior. Cuando estás a punto de terminar tu historia, manejas a la perfección nombres, especies, lugares, fechas, acontecimientos,… Pero cuando comienza, esto puede convertirse en una batalla campal.

  Necesitaba volver a mis notas una y otra vez y llegaba un momento en el que tenía tantas que ya no sabía en cual estaba la que buscaba. Sé que existen herramientas buenísimas en internet que facilitan esta labor pero soy una persona extremadamente visual y precisaba algo parecido a una enciclopedia que me mostrara imágenes, el árbol genealógico, símbolos, armas, vestimenta,…En mi novela (aún estoy luchando con el título) el hechicero principal elabora una especie de Grimoire que yo misma convertí en el lugar idóneo para documentarme.

Libro de hechizos.

                        Libro de hechizos

 Lo elaboré desde cero. Pasé una toallita de bebé seca, mojada en café por unos 40 folios, que arrugué y dejé secar. Luego, los agrupé de cinco en cinco y los cosí a un trozo de polipiel con las medidas exacta de los libritos. Adorné un poco la portada y comencé a llenarle todas sus páginas con la información que necesitaba para escribir mi novela.

  Os aseguro que resulta muy sencillo buscar datos, imágenes, detalles,… en ese libro. Es un trabajo previo que puede resultar tedioso al principio pero luego te evita equívocos, contradicciones y sobre todo la pérdida de tiempo.

Libro de hechizos

        Libro de hechizos.

¿Tienes la costumbre de trabajar tu novela previamente o te pones a escribir sin más?

Me encantará saberlo.

Anímate a dejar un comentario. Gracias por tu visita.

 Suscríbete al blog para no perderte ninguna entrada.