Recursos para el escritor, Reseña Ilustrativa

5 aprendizajes tras leer La última bruja

Reseña de La última bruja
tras la lectura de La última bruja, de Mayte Navales

 

  No hay nada mejor que leer por placer y, si de paso consigues varios aprendizajes, realmente has triunfado. Esto es lo que me ha ocurrido tras la lectura de La última bruja, de Mayte Navales.

Título: La última bruja

Autora: Mayte Navales

Editorial: Almuzara

Publicación: 20/01/2017

Páginas: 320

Tamaño: 14,50 x 22,00 cm

Encuadernación: rústica con solapas

ISBN: 978-84-16776-69-6

La última bruja

Sinopsis:

Los nombres tienen poder. Todos lo sabemos. Y los nombres de las brujas siempre han sido más poderosos que los de los humanos, pues contienen su esencia y su magia. Por eso los ocultan. Esta es la historia de dos brujas milenarias. Y de sus nombres. Y de cómo sobreviven al tiempo.

Greta nació en la Edad Media. Irati, mucho más vieja, pertenece a una raza extinta que ya no camina la Tierra. Es la última de su estirpe. Pero en el mundo quedan otras razas como la suya, tribus que conocen los secretos de los bosques primigenios. Y en el presente, un espíritu ancestral sobrevuela los sueños de un niño de aura azul. No solo las brujas ansían su corazón. Solo necesitan su nombre…

Datos que aparecen en Amazon:

Heredera directa de Neil Gaiman, Stephen King, Anne Rice y Patrick Rothfuss, Mayte Navales —finalista del Premio Minotauro— combina con maestría el género del terror y la fantasía mítica para adentrase en la oscuridad y la voracidad del corazón humano. Una novela que invita al lector a perderse en oscuros bosques, que le obliga a pasar página tras página hasta encontrar el lugar donde habitan la venganza y la pasión.

Reseña de La última bruja, Mayte Navales

Personalmente, me ha parecido una historia fascinante, no solo por la historia en si, sino por la forma de tratar la fantasía.

La historia transcurre durante muchísimos años, tantos que no se llega a saber en realidad los años que tiene Irati, la bruja protagonista.

Recorren varios lugares dentro del marco geográfico en el que se mueve la autora, entre ellos Praga, y en cada lugar ocurren hechos que influyen en la vida de las protagonistas.

Pero vayamos a lo importante: 5 aprendizajes que he adquirido tras la lectura de esta preciosa novela.

1.- Lo primero que me llama la atención es el Interludio. A partir del capítulo 5 y muy de vez en cuando, se incluyen interludios enumerados del 1 al 11. Si lo he visto en otras novelas, no lo recuerdo. De hecho, siempre lo he relacionado con la música, no con la literatura.

Para quien no sepa qué es un interludio aquí viene la definición:

 Se trata de un fragmento instrumental (a veces coral) que sirve para unir dos secciones de una misma composición. Puede ser también un fragmento de carácter improvisado, generalmente ejecutado por el órgano y que suele ser propio de la música religiosa, que se interpreta entre los versos de un salmo o de un himno.  

Esa definición cuadra con lo que yo conocía. Sin embargo, en el caso de la novela La última bruja, sería algo parecido a un interludio literario que viene a ser la secuencia o escena de una historia pequeña secante a la trama original y que en algún momento (casi al final de la historia) se entrelazan, proporcionando significado completo a la novela.

Resultan tan importante para la trama principal que sin ellos no comprenderíamos el significado de la historia y viceversa.

Reseña de La última bruja, Mayte Naveles

2.- Todos somos conscientes de la importancia que tienen los nombres propios, pero la historia de la bruja Irati va más allá. Se comenta en varias ocasiones que conocer el nombre verdadero de una bruja puede llegar a suponer su muerte, de hecho es algo que se constata. De todas las enseñanzas que Irati imparte a Greta, esa es la que más se repite.

Hay todo un mundo de secretos tras el nombre de una bruja.

3.- Las rusalki (plural ruso de rusalka): fantasmas que habitan en los bosques.

Dentro de la mitologia eslava, una rusalka era un fantasma, ninfa del agua, súcubo o demonio que vivía en un canal.

De acuerdo con muchas tradiciones, una rusalka era una sirena que vivia en el fondo de los rios. A medianoche acostumbraba a salir y bailar en los prados.

 Tienen largos cabellos verdes que les encanta peinar, sus ojos brillan como fuego verde, con piel extremadamente pálida.

Una forma de morir era dejar secar sus cabellos.

Les gusta seducir a los hombres hasta que mueren, la mayoria de las veces por su canto o risa.

Reseña de La última bruja, Mayte Navales

4.- La mitología de las brujas. Aparecen sucesos tan detallados que los aprendizajes son claros y concisos. Dentro de la historia, Mayte nos habla de:

  • el dios trueno y el dios lobo
  • hasta qué punto la persecución de la inquisición afectaba a sus vidas
  • los rituales que realizaban para casi todo
  • cómo hablaban con los animales y como se convertían en uno de ellos
  • la facilidad para usar los pliegues del tiempo
  • costumbres culinarias, como comer corazones
  • cantar y bailar para alcanzar sus propósitos
  • la forma de seducir a los hombres mediante el sexo para conseguir lo que ellas querían
  • la importancia de la raza vieja y pura
  • él aura de los humanos…

Reseña de La última bruja, Mayte Navales

5.- La importancia de la documentación. Eso es algo obligatorio y conocido por todos. Tan importante son tus propios conocimientos como los que adquieras documentándote. No sé los conocimientos que la autora tiene sobre este tema, pero está claro que hay mucha información dentro de la historia, lo que demuestra que es importante:

  • tener todo bien atado
  • planificar cada detalle sin saturar al lector
  • y estar muy seguro de haber corroborado toda la información.

Recomiendo la lectura de esta gran novela, La última bruja, no te dejará indiferente.

Gracias por tu visita.