Escribir una novela, Recursos para el escritor

Mi experiencia: Campnanowrimo

You´re win! Maravillosas palabras, ¿verdad? Eso me acaban de decir.Premio

He conseguido el reto del Campnanowrimo y aún quedan varios días para que termine el mes de abril.

Para los que no saben qué es el Campnanowrimo, es un reto personal que te propones conseguir para escribir una novela corta, relatos o cualquier proyecto que desees en un mes, el mes de abril. Hay otro reto en noviembre, pero más amplio.

Mis inicios:

  Me enteré de este reto por Maria José, de simplementemj, que lo colocó en Facebook. Ella ofrecía la posibilidad de abrir una cabina para hacer un grupo de escritores que tuviéramos el mismo propósito: escribir. Llamó a la cabina: La cabañita del lago. En total estábamos allí catorce escritores, cada uno con su objetivo planteado.

Algunos ya lo han intentado en otras ocasiones, pero yo me presentaba por primera vez.

El objetivo marcado fueron 40.000 palabras y debía escribir una media de 1300, diariamente.

Para mí resulta muy complicado ponerme frente al ordenador los fines de semana y sabía de antemano que en sábado y domingo no podría cumplir con las palabras del día. Por ello, me subí la ratio a unas 1550 palabras al día. De esa forma libraba los fines de semana.

En ocasiones me ha costado ponerme a escribir, no porque no tuviera ganas de hacerlo, sino que llevo otro proyecto a la mitad, la segunda parte de Pórtico de cruce (ver la sinopsis aquí) (y si te apetece leer los dos primeros capítulos, pincha aquí) y lo tengo casi abandonado por seguir este reto. Estoy deseando volver a retomarlo.

Mi otro reto personal para este nanowrimo era escribir algo fuera de mi zona de confort, pero pensé que sería más fácil que la primera vez que me presentaba a un reto así fuera con lo conocido. Así que en el mes de marzo le dí forma a una idea que había tenido años atrás. Mi novela corta trataría el mundo de la fantasía.

El título lo subías desde un principio, sin embargo, podías cambiarlo cuando te apeteciera. Yo puse: La búsqueda de Asiúl, y me sigue gustando.

Para buscar el nombre de mi personaje di muchas vuelta, porque quería algo fácil de pronunciar pero que no estuviera trillado. Hasta que se me ocurrió darle la vuelta a mi nombre, Luisa, y salió Asiúl. Lo de la tilde fue para que se supiera cómo pronunciarlo mejor. Me encantó.

Se trata de una novela de fantasía juvenil en el que sí hay un worldbuilding, aunque muy básico. No podía permitirme el lujo de perder mucho tiempo en montar una idea cuando lo que importaba era escribir.

Mi experiencia:

  • Ha sido gratificante. No solo conseguir el reto, sino acostumbrarme a escribir todos los días de diario y añadir aquellas palabras que debería escribir durante el fin de semana.
  • Ana Nieto dice que una de las ventajas de escribir rápido es que recuerdas todos los detalles más claramente y te ayuda sobre todo a darte cuenta de las repeticiones, muletillas… que cometes al escribir. Todo comprobado y cierto.
  • Te llena de satisfacción comenzar algo y terminarlo.
  • Te ayuda a dar importancia a la escaleta, cuando tienes todo atado, las cosas van sobre ruedas.
  • Me he centrado en escribir y no tanto en corregir, y de esa manera me he dado cuenta que cada proceso tiene su tiempo. Ya vendrá el momento de corregir y darle vuelta a muchas cosas, pero mientras fluya la creatividad hay que seguir escribiendo.
  • Te das cuenta que mucha gente tiene buenos propósitos, y se apuntan, pero que a la hora de la verdad, llevar a cabo este reto no es fácil. Es una carrera de fondo en la que tienes que ser constante, ir metro a metro y no apartar nunca la vista de la meta. Solo así puedes llegar a ser triunfador.
  • Y cómo no, me encanta mi diploma.

https://d1lj9l30x2igqs.cloudfront.net/camp/files/2018/04/Camp-2018-Winner-Certificate.pdf

Diploma del nanowrimo

 

          Gracias por tu visita. Hasta la semana que viene.