Sin Categoría

Tips para describir un animal

Describir animales

Describir, en general, puede llegar a convertirse en un verdadero quebradero de cabeza. A menudo escuchamos o leemos consejos de todo tipo:

  • No abuses de las descripciones, aburren al lector.
  • Las descripciones suelen servir para que el lector adelante renglones, ya que se los salta.
  • No puedes llegar al lector sin buenas descripciones.
  • Deja que el lector se imagine las cosas, no se lo des todo hecho…

  Llega un momento en que no sabes qué decisión tomar. Personalmente me gustan las descripciones justas. Pero ¿cómo saber si te paso o te quedas corto? Para ello tendrás que confiar en tu intuición de escritor.

Veamos qué opinan algunos escritores sobre las descripciones:

  • Son muy importantes para ambientar y crear una atmósfera que haga creíble los hechos que se narran, Jennifer Moraz, que ha escrito un artículo buenísimo sobre este tema y puedes verlo aquí.
  • Escribir es describir. Las descripciones no son relleno, Sinjania.
  • A veces es mejor centrarse en aquello que hace diferente al personaje, Literautas.
  • Cuanto más largas son las descripciones menos «ve» el lector, André Malraux.
  • La descripción convierte al lector en partícipe sensorial de la historia, Stephen King.

   Para mí, describir es conseguir que el lector vea la imagen de mi cabeza sin que se la explique.

  La RAE nos ofrece el siguiente aporte:

  Describir es representar o detallar el aspecto de algo por medio del lenguaje.

  Me gustaría profundizar en este tema y para ello realizaré varios artículos separados por tipo de descripciones.

Así se pueden realizar descripciones de:

  • Un lugar
  • Una persona
  • Un objeto
  • Un animal
  • Una idea…

  Como próximamente mis alumnos necesitarán describir un animal, empezaré por ahí. El animal no tiene porqué ser fantástico, puede ser real, pero a mí me gusta introducir siempre la fantasía en mis lectores.

Describir animales

  Antes de comenzar con los pasos necesarios que debes dar para describir ese animal, tienes que ser consciente de su finalidad, es decir, ¿por qué quieres hacer esa descripción?

  1. Estás escribiendo un cuento, relato o novela y necesitas describir a tu animal fantástico. En ese caso es conveniente que crees con antelación una ficha técnica del mismo (puedo ayudarte pinchando aquí) y dosificar la información. Con esto me refiero a que aportes nuevos datos cada vez que aparezca ese animal, así no cansarás al lector. Ver ejemplo pinchando en el siguiente enlace.

Esta es la descripción que Michael Ende hace del personaje fantástico Ygrámul

Ficha Técnica

 

  1. Estás escribiendo una guía de animales fantásticos. Entonces anota todo lo que se te ocurra sobre él. Para esto puede ser útil el libro: Animales fantásticos y dónde encontrarlos, de J.K. Rowling. Ver ejemplo pinchando en los siguientes enlaces.

Animales fantásticos y dónde encontrarlos

Harry Potter y la piedra filosofal

  1. Te piden que describas un animal fantástico. Dependiendo de la extensión de palabras o líneas que te permitan, así podrás extenderte más o menos en tu trabajo.

 

¿Cómo describir a mi animal fantástico?

  1. Imagínalo. Ese es el primer paso que deberías dar: imagina su cara, su cuerpo, sus patas, su cola… ¿Por qué? Porque si eres buen dibujante, serás capaz de plasmar esa idea en el papel y se convertirá en una ayuda fantástica; si no fuera el caso y tu boceto no sale como debería, necesitarás ayudarte de tu imaginación para describirlo.

Boceto de animal

2.  Establece un orden en tu descripción. Por ejemplo:

  • Introdúcelo dentro de una clasificación: Los «cartuflos» son pequeños voladores de seis alas en cada lado.
  • Busca semejanza con algún animal real para ayudar al lector: Mantienen cierta semejanza con los insectos, pero pueden doblar su tamaño.
  • Añade características físicas: La cabeza puede llegar a pesar más que su cuerpo, por eso deben pasar mucho tiempo en tierra, caminando. Sus ocho patas cuentan con unos músculos muy desarrollados y en la cola disponen de un aguijón tan potente que sobrepasa la peligrosidad del escorpión.
  • Añade la característica fantástica: Los «cartuflos» se encuentran bajo las órdenes de los elfos de costa, que suelen necesitarlos para evacuar las playas. Cuando estas están saturadas de humanos, los elfos de costa chasquean los dedos y enseguida aparecen varios cartuflos que desocuparán la zona para sus amos. Una sola picadura de su aguijón provoca tal quemazón que el herido necesitará una cura de forma urgente.
  • Haz referencia a su carácter: No existen lazos de amistad entre los «cartuflos», llegando en ocasiones a picarse mutuamente si se les interrumpe. Suelen permanecer juntos, cerca de los árboles, pero cada uno vive su propia vida. Les molesta ser requeridos por sus amos, pero aceptan que es su obligación. Nunca un humano ha visto a un cartuflo y si lo hiciera sería perseguido de por vida hasta que este lo picara.

  3.  Trata de usar un lenguaje elegante, pero que aporte siempre significado.

         En lugar de decir: Los cartuflos se encuentran en Navarra.

 Podrías decir: Según viejas leyendas, los cartuflos pueden hallarse camuflados entre las hojas frescas de los árboles de Navarra.

 De esa forma aportas mucha más información: hablas de sus orígenes (viejas leyendas), pueden hallarse (no es seguro), camuflados (ocultos), hojas frescas (les gusta esa sensación, tal vez las comen) y, de entre todos los lugares posibles de Navarra, en los árboles (seres de la naturaleza).

Si te ha gustado o servido este artículo te agradecería que lo compartieras en las distintas redes sociales.