Escribir una novela, Recursos para el escritor

Cómo preparar los cimientos de tu novela de forma segura

Los Cimientos de tu novela

 

   Los cimientos de tu novela son la representación física de tu obra en sí, es decir, tus ideas materializadas en una libreta, ordenador, bloc de notas, folios sueltos, e incluso, servilletas de papel.

  Dependiendo de tus propias capacidades y características personales, esas ideas:

  • Serán simples anotaciones
  • Estarán desarrolladas casi rozando o no la perfección
  • Serán dibujos
  • Serán esquemas
  • Estarán relacionadas unas con otras…

   Contar con esas ideas antes de ponerte a escribir no solo es importante, sino necesario. De ahí que lo considere los cimientos de tu novela. Esas ideas deberían tocar como mínimo tres momentos claves de tu historia:

  • Cómo comienza
  • Momento climax
  • Cómo acaba.

  Obviamente, estos momentos claves pueden aumentar hasta el punto de desarrollar todas y cada una de las escenas imprescindibles de tu obra.

Los cimientos
Asegura bien tus cimientos, después ya habrá tiempo de prenderles fuego.

  Yo lo comparo con el arte de dibujar. Es curioso observar a los alumnos de mi clase prepararse para dibujar.

  • Organizan su material encima de la mesa
  • Visualizan la posición de su folio o blog y cómo podría quedar mejor su trabajo: horizontal o vertical.
  • Marcan con su regla el lugar donde dibujarán el marco que les guíe, a 2cm de cada borde
  • Con rotulador negro lo marcan.
  • De forma muy sutil establecen las partes de las que consta el dibujo: parte superior, media e inferior.
  • Por último, realizan con marcas a lápiz, también con mucha suavidad para poder luego borrar, círculos grandes o pequeños que se corresponde con las partes que deben dibujar.
Comenzar a dibujar
Aún no estoy preparado, faltan varios pasos.

  Ahora es el momento de empezar a dibujar. Siempre te encuentras a alguien que por pereza, dejadez o por restarle importancia a esos pasos previos, comienzan a dibujar directamente, comprobando con decepción que su resultado no es ni mucho menos el que esperaba.

  Todo esto nos enseña a los escritores que preparar un trabajo de antemano y de manera minuciosa nos ayudará a conseguir 5 grandes objetivos:

  • Desarrollar las escenas con confianza y seguridad, sabiendo perfectamente en qué punto estamos de nuestra novela.
  • A decidir, si algo no nos convence, cómo cambiarlo, darle un giro radical o simplemente eliminarlo.
  • Acudir a él cuando te sientas perdido, ya que tomarás tu trabajo previo (cimientos) como guía.
  • Saber en cada momento dónde te encuentras.
  • Escribir de forma rápida, sin necesidad de pensar, buscar ideas, esperar a las musas…

 

Las musas
En cuanto deje de columpiarse, vendrá a ayudarme, seguro.

  Una vez que somos conscientes de la importancia que tiene diseñar previamente los cimientos de mi novela:

  • ¿Qué hago?    TOMA APUNTES
  • ¿De qué?   DE TODO
  • ¿Dónde?   EN CUALQUIER SITIO
  • ¿Cómo?  Con orden, desorden, esquematizado, con dibujos, con llamadas a otras ideas, con enlaces…

  Por extraña que parezca, esa idea puede:

  • ofrecerte un pelotazo
  • ayudar a inspirarte
  • recordarte otra idea mejor
  • atraer a las musas
  • evitar que te quedes en blanco
  • servir para más tarde
  • ser un hilo del que tirar.

   Puede que en un principio te parezcan tonterías, pero apúntalas, no te arrepentirás nunca.

   Para desarrollar los cimientos de tu novela debes tener en cuenta 10 aspectos que te guiarán en el proceso

  1. El inicio de una novela es muy importante. Se dice que con las primeras páginas puedes saber si será para ti una lectura que llame tu atención o no.
  1. Tener preparado de antemano el final de tu obra te muestra un camino seguro por el que transitar. Eso no quiere decir que obligatoriamente debas seguirlo, solo se trata de un seguro de vida.
  1. He leído muchos libros y siempre me ocurre igual. Por muy largo que este sea, si los capítulos son cortos, da lugar a una lectura amena y rápida. Por eso, yo suelo hacer muchos capítulos pero cortos, que se puedan leer de una sentada y que te dejen con ganas de saber más.
  1. Establecer previamente los momentos de máxima tensión puede ayudarte a no perder el hilo y te llevará de la mano hacia la creación de una buena novela.
  1. Descubre aquello que necesitas para escribir tu obra antes de hacerlo. En este artículo ( 5 tareas a realizar antes de escribir una novela) te cuento mi necesidad de crear un libro de documentación (un grimoire o libro del hechicero en forma real) para poder acceder a la información que necesito en cada momento. O también puedes preparar fichas (Artículo: Fichas detalladas: ambientacíon worldbuilding) que contengan toda los detalles y datos importantes que debes mantener siempre a mano.  Si has de investigar sobre algún tema en particular hazlo antes, si necesitas buscar ciertas fotografías que te inspiren, hacer dibujos, visitar un lugar concreto, hablar con alguien en particular, conocer una cultura… Y por supuesto, si lo que quieres es crear un mundo nuevo, prepáralo con antelación o de lo contrario darás un paso hacia adelante y tres hacia atrás.
Libro de hechizos.
Mi primer libro del hechicero.
  1. No importa el género que escribas ni tampoco el número de palabras que tenga tu obra. Para cualquier proyecto, ya sea un relato corto, es necesario desarrollar previamente sus cimientos.
  1. No te obligues a seguir un orden en tu planificación. Toma apuntes de cualquier idea que te venga a la cabeza y trata de desarrollarla. Ya encontrarás el lugar en el que la colocarás.
  1. Construir los cimientos de tu novela te permitirá:
  • añadir un personaje con el que no contabas, pero que ahora, casi al final, por ejemplo, le necesitas desesperadamente.
  • añadir escenas que aclaren o den información sobre ciertos aspectos tratados con antelación.
  • eliminar lo que no acabe de gustarte, sin necesidad de tirar por la borda el trabajo realizado al escribir 4000 palabras.
  1. Introduce diálogos creíbles. Para ello observa y escucha atentamente en tu día a día. Atiene a:
    • los movimientos de la gente que te rodea
    • sus expresiones y emociones
    • sus palabras
    • la entonación que usa
    • su posición
    • sus miradas
    • sus pausas.
Diálogos
No se me ocurre nada que decirte.

   Todo eso te será de gran utilidad y seguro que más de una expresión acabará incluida en tu obra.

  1. Revisa. Revisa mucho los cimientos de tu novela. Asegúrate de que cuando los tengas más o menos a tu gusto no necesitarás nada más, de momento. Ahora todo está en orden, todo ocurre como tú quieres, todo está como a ti te gusta. A partir de aquí comenzará el desarrollo.

  Si te ha gustado el artículo puedes compartirlo en las redes sociales.

Muchas gracias por pasar por aquí.

2 comentarios en “Cómo preparar los cimientos de tu novela de forma segura”

Los comentarios están cerrados.