17 Personajes que puedes usar para provocar giros en la trama de tu novela.

Buscando personajes.    

    Cuando comenzamos a elaborar el esqueleto de nuestra novela, dedicamos buena parte de nuestro tiempo a crear el worldbuilding.
Los lugares en los que se pueden centrar una historia son muchos:
 1.- En un pueblo o ciudad y todo o casi todos los hechos tienen lugar allí.
 2.- En ocasiones el o los protagonistas realizan un viaje a otro sitio y mientras lo llevan a cabo ocurre de todo.
 3.- Otras veces cada personaje está relacionado con un lugar propio, etc.
      Mientras preparaba el mundo en el que tendría lugar mi historia de fantasía iba creando la trama a base de giros y contratiempos que solo algunos personajes determinados podrían darle solución. Para ello necesitaba a unos personajes especiales, con características peculiares por las condiciones propias del lugar en el que vivían.
   Durante un tiempo me di a la tarea de buscar esos posibles lugares reales habitables dentro de mi reino inventado y extraer aquellos aspectos que fomentaran una personalidad determinada.
De ti depende la raza que les otorgues a esos personajes:
-Humanos.
-Mágicos.
-Híbridos.
-Monstruos.
-Animales.
Me gustaría aportar algunas ideas sobre esos personajes especiales que han de vivir en lugares peculiares, por si alguien llegara a necesitarlas:

1.- Una cueva: típica vivienda de un personaje antisocial, cuya principal intención sea ocultar algún rasgo de su personalidad (¿tal vez que es una bruja o un brujo?), distribuida de forma sencilla, oscura, sucia y desordenada.

Cueva
2.- Un bosque: lugar ideal para un ser de espíritu libre, acostumbrado a vivir en la naturaleza, sin objetos materiales, sin depender de nada ni de nadie.
Podemos otorgarle ciertos rasgos humanos y otros mágicos o ser una mezcla de ambos.
Dependiendo de las características del bosque, sus sonidos, frondosidad, mitos,… así será la forma de vida de las criaturas que lo habiten.
3.- Montaña: lugar de esparcimiento donde se pueden aprovechar todos los recursos que se encuentren a mano. Allí habitan seres protectores del entorno, de sus propias vidas. Puedes atribuirles varias características climáticas. Los seres que viven allí no serían iguales si se tratara de una montaña que está continuamente nevada, seca o con un clima tropical.
4.- Tras una catarata: nos podemos encontrar con una cueva o un espacio grande rocoso en el que construir un hogar propio. Obviamente deberá tener unas características peculiares, pero eso ya corre de tu cuenta e imaginación.

Cataratas
5.- Casas construidas encima de los árboles: vivir y dormir sobre un árbol debe ser una experiencia completa y respetuosa con la naturaleza. Los personajes que allí vivan o simplemente duerman han de cumplir con unas características físicas concretas, llegando a dominar la escalada, la fuerza para subir por una cuerda, el equilibrio,.. o simplemente contar con unas extraordinarias instalaciones que les proporcione todo tipo de lujo.
6.- Dentro de una piedra: hay formas diversas de aprovechar la organización de un grupo de piedras o rocas grandes para hacer una vivienda propia de un personaje con habilidades artísticas. Es posible que tenga que cavar en la propia piedra para hacer el hueco suficiente para poder resguardarse. Puedes darle el giro personal que quieras para hacer de este material un ejemplo de vivienda.

Casas en piedras
7.- Aprovechamiento de ruinas: puede ser que un castillo derruido tras batallas anteriores y abandonado por sus dueños se convierta de pronto en el refugio perfecto de algún personaje o grupo de ellos. Tal vez, solo quede en pie una de las torres o alguna estancia que haya aguantado y que tus personajes acondicionen. Todos ellos tendrán un pasado que contar, un motivo por el cual terminaron allí y no en otro lugar o tal vez tengan una razón de peso para continuar en él.

Ruinas
8.- Habitáculo construido para vigilar: bien cerca de las murallas, en los límites del reino, en pleno bosque, al pie de unas montañas, cerca de un puente,… cualquier lugar es propicio para vigilar y avisar en caso de avistar visitantes. Ese personaje puede resultar realmente útil en muchas de las escenas de nuestra novela, bien por lo que sabe, ha visto, ha conocido, ha vivido o ha sido testigo durante los años de permanencia en aquel puesto.
9.- Bajo una formación de rocas en un río seco: en ocasiones necesitamos que ciertos personajes vivan ocultos y debemos ser muy creativos a la hora de buscarles un buen escondite. Cuando un río se seca, deja visibles recovecos ajenos a los demás. La vida de estos personajes debe estar constituida bajo ciertas características especiales que le otorguen una personalidad determinada.

Formación de rocas
10.- Casas flotantes: cabe la posibilidad de que un grupo de personajes de nuestra historia hayan desarrollado una forma personal de vivir, construyendo una estructura que flote en ciertas aguas y que creen una pequeña sociedad con características únicas.
11.- El faro: es probable que el lugar en el que se desarrolla nuestra historia esté situado cerca de la costa y necesite un faro como guía para marineros. El personaje que pasa la gran mayoría de su tiempo allí puede resultarnos tan útil como el vigilante del ejemplo 8.
12.- Una construcción en medio de un río: cuando se seca un río o lago, en ocasiones deja al descubierto alguna construcción anterior que puede hacer las veces de vivienda. El o los personajes que vivan allí deberán acceder a través del río en canoa, balsas o cualquier tipo de embarcación que sean capaces de construir. Puede ser un personaje que se mueva continuamente por el pueblo o ciudad, montañas, bosques… y se entere de todo sin ser vistos. Unas características propias de gente huraña y solitaria pueden ser las adecuadas.
13.- En una zona desértica de la región: serán personajes acostumbrados a un clima seco y árido, que vivan en comunas bajo características especiales.
14.- Bajo enredaderas o zarzas: en zonas específicas del bosque, a las afueras del castillo o en los límites del reino. Seres que disfrutan de la naturaleza durante el día y buscan la forma de resguardarse de noche, sin miedo a que ningún animal se le acerque. Puede servirnos de testigo de algún suceso importante, o ser el causante de algún problema.

Enredaderas
15.- Bajo las raíces de un árbol grande: no es raro suponer que alguien que vive bajo las raíces de un árbol ha de contar con unas características cuanto menos peculiares. Podemos otorgarle la personalidad que se nos ocurra y puede ser un factor clave en la consecución de la trama de nuestra novela.
16.- Entrada secreta bajo un entramado de flores: las razones por las que viva oculto bajo el suelo pueden ser varias, solo tienes que tirar de tu imaginación.
17.- En un tronco caído en algún lugar del bosque: vale que no es un lugar muy cómodo para vivir, pero puede que solo lo use para dormir resguardado de todo lo que puede aparecer en el bosque.

¿Y tú? ¿Qué lugar especial le concederías a ese personajes especial de tu novela?

  ¿Te ha parecido útil el artículo?

Espero que sí. Gracias por tu visita y por suscribirte a este blog si lo haces.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s