7 Tips para la vestimenta de tu Worldbuilding

7 tips para la vestimenta de tu mundo

   Aunque la vestimenta de tu worlbuilding es algo que se puede describir fácilmente en el momento adecuado, puedes verte en la tesitura de no saber qué estilo o prendas ponerle a tu personaje si no has trabajado antes ciertos aspectos.

  Me topé con este problema en cuanto vi la necesidad de cambiar de apariencia a mis personajes en uno de los capítulos de mi historia. Así que me puse a trabajar de forma detallada y exhaustiva para no caer en equívocos ni pasar horas buscando cuándo se cambió el personaje por última vez.

  Los aspectos que trato a continuación me sirvieron de base para trabajar la vestimenta de todo el elenco de personajes que interactúan entre sí.

1.- Jerarquía. En todos los mundos que tratemos de crear va a existir una jerarquía entre los personajes. Hay que tener en cuenta que dependiendo del lugar que un personaje ocupe en la sociedad vestirá de una manera u otra. De igual manera que un personaje masculino se vestirá de forma diferente al femenino (a menos claro está que propongas lo contrario o tus propias ideas). Así un Rey vestirá distinto a un campesino no solo por diferenciarse de él en cuanto a nivel social, sino por etiqueta, costumbres sociales, elegancia, responsabilidad,…

Ropajes de dama

2.- Materiales. Dependiendo de los elementos que se desarrollen en tu mundo, encontrarás la posibilidad de crear ciertos materiales para confeccionar la ropa. Esos materiales deben estar acorde con la funcionalidad que le vayamos a otorgar. Así, unos pantalones confeccionados para un príncipe contará con un material totalmente diferente al que necesita el campesino, o el soldado que permanezca de guardia una noche helada. Materiales totalmente diferentes al vestido que luce una muchacha en una fiesta, por poner un ejemplo.

3.- El clima y la temperatura. Dependiendo de la estación del año en que se encuentren los personajes y el clima de la zona, los ropajes se confeccionarán con un material más grueso o más fino. Además de contar con la ubicación de los personajes. Una princesa que pase todo el tiempo dentro del castillo no necesitará muchas prendas de abrigo si éste está acondicionado.

4.- Los colores. Estos no solo obedecen a la belleza o la elegancia. Los colores oscuros para la ropa de trabajo no se refieren solo al estatus social sino a la necesidad de que la ropa dure más tiempo sin verse sucia y maltrecha. Y obviamente tiene que ver con la comodidad personal. Igual que una lavandera no debe sentirse muy cómoda con un vestido de seda, tampoco lo hará con un vestido blanco.

Ropajes de gala
Haz clic en la imagen para ver más grande.

   Para confeccionar un traje de un material determinado se necesita tener de antemano ese material al igual que su color. Hay colores que se consiguen gracias a  tintes especiales. No tiene mucha credibilidad decir que la princesa se vistió de un mint ligero, si en tu mundo no se ha creado ese color.

   Es necesario tener en cuenta el color también para las celebraciones y rituales. Si en tu historia aparecen acontecimientos como bodas, entierros, fiestas populares,… deberás tomar nota sobre las prendas y los colores usados para mantener un respeto, unas costumbres,…

5.- El calzado. Que los soldados lleven botas altas no suele ser capricho del zapatero, así como tampoco lo es las manoletinas típicas usadas en un castillo o palacio por las damas de la Reina. Con esto no quiero decir que tenga que ser este tipo de calzado el que le impongas a cada personaje. Simplemente trata de ponerte en sus zapatos (nunca mejor dicho) y piensa con qué se encontrará más cómodo en cada una de las actividades que realice. Y volviendo al material, si en tu mundo existe un material innovador o por el contrario, no existe uno que ya conocemos cuidado con decir por ejemplo:

“En un abrir y cerrar de ojos estaba inmerso en las aguas del río tras haber sido tirado, con furia, por su propio caballo. Empapado de pies a cabeza salió tambaleándose, tratando de sacar las zapatillas del fango mientras escurría sus ropas que llegaron doblar su peso inicial”.

Pregúntate:

¿Has creado un mundo en el que es normal que el personaje vaya en zapatillas de deporte?

¿Existe ese material?

¿Es de un material especial, que por ejemplo, no se moja?

Si es un caballero o soldado ¿es normal que vaya en zapatillas?

6.- Los complementos. En este apartado entran los amuletos o colgantes, armas, escudos, cinturones, bolsos, adornos de metales diversos para la ropa, tocados, brazaletes, sombreros, maquillaje, joyas,…

Ten en cuenta que por ejemplo, llevar armas da muestras de pertenecer a un gremio o estatus al que se le permita el uso de estas.

Ropajes de dama

Muchos de estos aspectos que he citado aquí están relacionados con los estatus sociales así que debes tener muy claro qué complemento colocas a los personajes, no vaya a ser que nos encontremos con algo incongruente. Por ejemplo:

  En un mundo donde no hay electricidad no puedes colocar un detalle como el siguiente:

“La doncella no sabía en qué momento entraría el Rey en sus aposentos y mientras esperaba se sentó cómodamente en el tocador de la Reina, tratando de adjudicarse una belleza instantánea que robara la respiración del amado. Se deshizo el moño que ensortijaba su cabello y luchó por hacerse con él.

Antes de lo que ella había imaginado escuchó  las pisadas inconfundibles del Rey. Cuando abrió la puerta no pudo más que agradecer a los dioses la visión que contemplaba. Una hermosa mujer perfectamente maquillada, con tirabuzones en sus cabellos y…

    A ver, si el rey llegó antes de lo que ella esperaba, no es normal que se la encuentre perfectamente maquillada y con tirabuzones que se ha hecho con no sabemos qué máquina y en qué tiempo.

  A la hora de confeccionar, la gran mayoría de las veces es necesario ir a las tiendas a comprar el material que necesitemos: hilo, botones, cremallera, entretela, alfileres, agujas,… Para ello no solo tienes que tener en cuenta que existan esas tiendas o talleres (llámalo como quieras) sino dónde se fabrican.

7.- Los trajes para niños. La actividad que realizan los niños, sean del nivel social que sean, necesitan de un material fuerte y colores resistentes. Si van a una ceremonia puede ser diferente, pero lo normal es que sean cómodas. Cuidado con ponerle unas botas a los niños hasta la rodilla. Pobres, no podrán ni moverse.

Piensa también en las niñas y en sus quehaceres diarios. Te dará pistas de cómo vestirlas.

Ropajes de dama
Haz clic en la imagen para ver más grande.

   Como he dicho en entradas anteriores no tienes que anotar todos estos aspectos para escribir tu historia pero sí tenerlos en mente para que al lector no le rechinen los dientes al leerla.

  Si la protagonista trata de curar a su amado, al que le han disparado en un brazo, no digas que dio un tirón a la falda y ató el pedazo de tela tapando la herida, si previamente has dicho que la falda era vaquera, o de un material fuerte como una roca.

En la entrada anterior hablé de 23 preguntas para entrevistar a tus personajes y  conté que la entrevistada me pedía atribuirle el gusto por la moda al personaje de mi novela. Entonces trabajé la posibilidad de cambiar de estilo según la actividad que fuera a realizar y para ello tuve que tener en cuenta todos los aspectos antes mencionados. Con todo y eso, seguro que hay algo que se me ha escapado.

Espero que estas ideas te sirvan para tus propios proyectos.

Si tienes alguna duda, por favor, deja un comentario. Estaré encantada de ayudarte.

  Suscríbete al blog, si aún no lo has hecho y Gracias por pasar por aquí.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s