5 tips para visualizar escenas de una novela.

5 tips para visualizar escenas de una novela_opt5 tips para visualizar escenas de una novela.

No hay nada mejor que tener la capacidad de visualizar las escenas de tu novela antes de escribirlas.

1.- ¿Qué es una escena?

 La primera vez que se habló de “escena” fue en Grecia y significaba “cobertizo de ramas”. Se trataba de un lugar especial que los griegos destinaban a la representación teatral para diversión del pueblo.

Teatro griego
Los griegos fueron expertos en representación teatral. Lo que hubieran sido capaz de hacer con uno de nuestros móviles de última generación.

  Desde entonces puede usarse la palabra “escena” para referirse al escenario donde tiene lugar la obra. Así nos encontramos al narrador presentando a un personaje, por ejemplo diciendo:

Entonces el mercader sale a escena y el ladrón se va huyendo.

  También se usa para dividir actos:

Acaba la escena y salen los actores

La Escena también representa una pausa fingida en una representación, película,.. Por ejemplo:

Tras el incendio la escena era abrumadora.

 En resumen, se puede definir escena como una parte fundamental que recrea una situación determinada y que supone la composición de distintos elementos que contribuirán a la determinación y conformación de una escena.

2.- ¿Por qué visualizar una escena?

  Ser capaz de ver una escena le permite a tu cerebro crear no solo una fotografía panorámica del lugar, sino también un video con alta resolución y hasta dar un paseo por los sentidos que faltan: el olfato, el gusto y por qué no, el tacto.

Cerebro

  Una vez que el cerebro ha realizado ese trabajo toca describir, es decir, narrar la escena. Pero ese proceso resulta realmente sencillo, ya que está todo guardado en tu cerebro. Es entonces cuando extraes de allí el lugar, ambiente, tiempo, clima, personajes, detalles, moda, época, animales o plantas, otras imágenes fijas y muchos elementos más.

  Lo mejor de todo es que permanece en tu mente durante un tiempo determinado (no debes abusar, claro) y mientras narras:

  • No tienes que perder tiempo en documentarte o inventar lo que los personajes dicen, porque ya lo escuchaste-
  • Así como el sonido de su voz o las sensaciones que la conversación produjo, porque las sentiste.
  • Ni tratar de buscar posibles olores, porque llegaste a percibirlo.
  • No olvidas a nadie, porque lo viste en la escena,…

  Créeme, no hay nada mejor que escribir tu historia como resultado de una secuencia de escenas visualizadas que transmites a través de las palabras.

 El escritor brújula no estará muy de acuerdo con esto, ya que su forma de escribir es diferente.

  Para el escritor mapa es una técnica muy aconsejable ya que la costumbre de preparar todo de antemano le permite  tener preparado ciertos esbozos de este tipo de escenas visualizadas.

3.- ¿Cuándo visualizar una escena?

Es necesario hablar de las etapas del sueño y para ello me he ayudado de webconsultas.com

Persona durmiendo

Durante el periodo de sueño, tenemos que hablar de dos etapas:

·         La fase de sueño lento o NO REM.

·         La fase de sueño rápido o REM.

El mejor momento para visualizar una escena de tu novela es la fase del sueño lento o NO REM.

Esta etapa se divide a su vez en cuatro fases:

1º Fase: sueño ligero.
2º Fase: sueño reparador
3º Fase: sueño profundo
4º Fase: sueño completo.

Es en la primera fase,  donde podemos trabajar la visualización de la escena.

En ese momento somos capaces de percibir la mayoría de los estímulos (auditivos y táctiles), pero todavía no hemos caído en un sueño profundo.

4.- ¿Cómo se visualiza una escena?

   Aquí voy a hablar de cómo lo hago yo. No he leído a nadie que explique cómo lo hace, simplemente que lo hace y ya. Yo llevo muchísimos años haciendo esto y llega un momento en que es tan sencillo como respirar. Realizo la visualización de las escenas que después voy a desarrollar, en cuatro etapas:

           1º Etapa: la gran mayoría de las personas somos capaces de reconocer el momento que algunos llamamos: ”picar el gusanillo”. Mientras realizamos cualquier tipo de actividad, ya sea ver la televisión, leer, dibujar,… justo antes de la hora que tenemos por costumbre ir a dormir, nos empieza a picar el gusanillo del sueño. Ese es el momento ideal para meterse en la cama y comenzar a relajarse. Entonces, recuerdo la última escena escrita ese día y empiezo a crear la siguiente escena. La mayoría de las veces me centro en los personajes y les dejo hablar. No suelo encargarme de nada más, pero a medida que se crean los diálogos me voy quedando con el ambiente, muebles, objetos, iluminación, vestuario,…

           2.- Etapa: siempre pongo dos alarmas para despertar. La primera, diez minutos antes de levantarme y la segunda la pongo por precaución, no vaya ser que en esos diez minutos me quede dormida. Lo que hago entonces es recordar la escena que cree la noche anterior y analizo dos puntos:

a)    Qué recuerdo y hasta donde llegaron los personajes, antes de quedarme profundamente dormida.

b)    Si realmente merece la pena la escena que cree.

            3º Etapa: me levanto y voy enseguida a mi lugar de trabajo, anoto las pinceladas de lo que ocurrió en la escena y los detalles importantes que conviene retener.

Cuaderno

            4º Etapa: sea cual sea el momento de ponerme a escribir (que últimamente suele ser por la mañana) desarrollo detenidamente la escena como parte integral de la novela.

Para mí, esta es la mejor manera de darle credibilidad no solo a los diálogos sino a todos los elementos que conforman la escena.

5.- No solo hablo de novelas de fantasía.

  Sirve para Ciencia ficción, romántica, cuentos, policíacas,…

 Es cierto que cuando escribes una novela creas muchísimas escenas visuales y jamás me ha dado por contar todas las que he creado al escribir. Pero no he escrito siempre de continuo. Lo que sí he hecho durante los casi veintiún años que llevo como maestra es contar historias diversas. Todas las semanas les cuento historias a mis alumnos y la noche antes realizo el proceso de visualización. Así cuando me preguntan sobre cualquier detalle tengo la respuesta inmediatamente.

  Jamás he contado una historia a mis alumnos sin que me haya sorprendido las caras de felicidad, emoción, disfrute e interés. Y por supuesto, no hay nada peor que vivir el momento en que un alumno se ofrece a hacerte un dibujo sobre la historia, te pregunte como va vestida la protagonista y no lo sepas, tardes en contestar o le digas que se lo invente él. Pierdes toda la credibilidad como contadora de historias.

Expresión en los alumnos.

 

 ¿Visualizas las escenas antes de escribirlas?

Si no es así, trata de poner en practica esta técnica y luego me cuentas que sensación has sentido.

Suscríbete al blog para no perderte ninguna entrada.

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s