Cuento: Los 3 ancianos magos

Vamos a reflexionar.

Los 3 ancianos magos

  En una pequeña aldea, situada en lo alto de una colina, se encontraba una única casa. Había sido construida con paja, finos palos de madera y trozos de telas que proporcionaban sombra al hogar. Una mujer salió con una cesta llena de maíz para sus gallinas, que tranquilamente correteaban por  el patio delantero.

  Al mirar hacia la calle, vio pasar a tres ancianos con ropas raídas y largas barbas grises. Miraron a la mujer con ojos tristes y melancólicos, como si echaran de menos un hogar.

Magos

  La mujer se apiadó de ellos y los llamo:

—¿Hacia dónde os dirigís caballeros?

—No tenemos rumbo fijo, señora —dijo el más alto.

—Pues entrad en mi humilde hogar que algo de comida os podré ofrecer. Seguro que hambre lleváis y no debe ser poca.

  Los tres hombres se miraron entre ellos y el más bajito pregunto:

—Se encuentra en casa el señor del hogar.

—No. Aún no llega —contestó.

—Entonces nos debéis disculpar, mi señora, pero sería una osadía entrar.

  Frente a la casa de la mujer había unas cuantas piedras y allí fueron los caballeros a reposar del largo y pesado camino.

  Transcurrido un tiempo, el esposo llegó y la mujer le conto lo ocurrido con los tres ancianos.

—Pues ya que estoy aquí, ve mujer, y diles que entren. Les ofreceremos lo que tengamos.

  Ella se acercó a las piedras y les comento la respuesta de su esposo.

—Sera un verdadero honor para nosotros que nos ofrezcáis vuestra ayuda pero no podemos entrar los tres a la vez —explicó el anciano más alto.

—Pero, no entiendo por qué.

—Yo os lo explicaré, amable señora —dijo el anciano que aún no había hablado —. El anciano más alto es El mago Fortuna, el más bajo, es El mago Éxito y yo soy El mago Amor. Vuelve con tu esposo y decidid quién de nosotros tres entrará en vuestro hogar.

Fortuna
fortuna

  La mujer se quedó sorprendida no solo por lo de ser magos, sino por los nombre que tenían.

  Entró en casa y le contó todo a su esposo.

—¡Pues que entre el mago Fortuna! —grito inmediatamente al conocer la historia.

  La esposa trató de calmarlo y hacerlo entrar en razón.

—¿No sería mejor pedirle al mago Éxito que sea él quién entre?

Éxito

  Fue entonces cuando la única hija del matrimonio salió de su habitación con cara de sorpresa al escuchar lo que ocurría.

—Es mejor que entre el mago Amor. Así reinaría el amor en nuestra casa para siempre. No olvidéis que soy doncella casadera y necesito amor.

  Los padres se miraron y se dieron cuenta que la hija tenía razón. Amor es todo lo que se necesita para ser feliz.

  Así fue como la mujer volvió a salir de la casa y se dirigió al lugar donde pacientemente esperaban los magos.

—Hemos decidido entre toda la familia que entre el mago Amor.

Amor
Amor

  El anciano se levantó apoyándose delicadamente en su bastón y comenzó a caminar hacia la entrada de la casa, seguido por los otros dos magos.

  La mujer no entendió lo que ocurría, pues recordaba que los ancianos le habían pedido que escogiera.

—¿No decíais que no podíais entrar los tres al vez?

  El anciano más bajo explicó la situación:

—Todo dependía de vuestra elección. Si hubieseis preferido al Mago Fortuna o a mí, El mago Éxito, solo uno habría entrado y hubiera colmado vuestro hogar del poder que posee. Pero habéis elegido al Mago Amor y donde va el Amor, va la Fortuna y el Éxito.

¿Y tú? ¿Qué hubieras escogido?

¿Qué es más importante en tu vida?

Puedes dejar un comentario explicándolo. Me encantará leerte.

 Suscríbete al blog para no perderte ninguna entrada.

 

5 tips para visualizar escenas de una novela.

5 tips para visualizar escenas de una novela_opt5 tips para visualizar escenas de una novela.

No hay nada mejor que tener la capacidad de visualizar las escenas de tu novela antes de escribirlas.

1.- ¿Qué es una escena?

 La primera vez que se habló de “escena” fue en Grecia y significaba “cobertizo de ramas”. Se trataba de un lugar especial que los griegos destinaban a la representación teatral para diversión del pueblo.

Teatro griego
Los griegos fueron expertos en representación teatral. Lo que hubieran sido capaz de hacer con uno de nuestros móviles de última generación.

  Desde entonces puede usarse la palabra “escena” para referirse al escenario donde tiene lugar la obra. Así nos encontramos al narrador presentando a un personaje, por ejemplo diciendo:

Entonces el mercader sale a escena y el ladrón se va huyendo.

  También se usa para dividir actos:

Acaba la escena y salen los actores

La Escena también representa una pausa fingida en una representación, película,.. Por ejemplo:

Tras el incendio la escena era abrumadora.

 En resumen, se puede definir escena como una parte fundamental que recrea una situación determinada y que supone la composición de distintos elementos que contribuirán a la determinación y conformación de una escena.

2.- ¿Por qué visualizar una escena?

  Ser capaz de ver una escena le permite a tu cerebro crear no solo una fotografía panorámica del lugar, sino también un video con alta resolución y hasta dar un paseo por los sentidos que faltan: el olfato, el gusto y por qué no, el tacto.

Cerebro

  Una vez que el cerebro ha realizado ese trabajo toca describir, es decir, narrar la escena. Pero ese proceso resulta realmente sencillo, ya que está todo guardado en tu cerebro. Es entonces cuando extraes de allí el lugar, ambiente, tiempo, clima, personajes, detalles, moda, época, animales o plantas, otras imágenes fijas y muchos elementos más.

  Lo mejor de todo es que permanece en tu mente durante un tiempo determinado (no debes abusar, claro) y mientras narras:

  • No tienes que perder tiempo en documentarte o inventar lo que los personajes dicen, porque ya lo escuchaste-
  • Así como el sonido de su voz o las sensaciones que la conversación produjo, porque las sentiste.
  • Ni tratar de buscar posibles olores, porque llegaste a percibirlo.
  • No olvidas a nadie, porque lo viste en la escena,…

  Créeme, no hay nada mejor que escribir tu historia como resultado de una secuencia de escenas visualizadas que transmites a través de las palabras.

 El escritor brújula no estará muy de acuerdo con esto, ya que su forma de escribir es diferente.

  Para el escritor mapa es una técnica muy aconsejable ya que la costumbre de preparar todo de antemano le permite  tener preparado ciertos esbozos de este tipo de escenas visualizadas.

3.- ¿Cuándo visualizar una escena?

Es necesario hablar de las etapas del sueño y para ello me he ayudado de webconsultas.com

Persona durmiendo

Durante el periodo de sueño, tenemos que hablar de dos etapas:

·         La fase de sueño lento o NO REM.

·         La fase de sueño rápido o REM.

El mejor momento para visualizar una escena de tu novela es la fase del sueño lento o NO REM.

Esta etapa se divide a su vez en cuatro fases:

1º Fase: sueño ligero.
2º Fase: sueño reparador
3º Fase: sueño profundo
4º Fase: sueño completo.

Es en la primera fase,  donde podemos trabajar la visualización de la escena.

En ese momento somos capaces de percibir la mayoría de los estímulos (auditivos y táctiles), pero todavía no hemos caído en un sueño profundo.

4.- ¿Cómo se visualiza una escena?

   Aquí voy a hablar de cómo lo hago yo. No he leído a nadie que explique cómo lo hace, simplemente que lo hace y ya. Yo llevo muchísimos años haciendo esto y llega un momento en que es tan sencillo como respirar. Realizo la visualización de las escenas que después voy a desarrollar, en cuatro etapas:

           1º Etapa: la gran mayoría de las personas somos capaces de reconocer el momento que algunos llamamos: ”picar el gusanillo”. Mientras realizamos cualquier tipo de actividad, ya sea ver la televisión, leer, dibujar,… justo antes de la hora que tenemos por costumbre ir a dormir, nos empieza a picar el gusanillo del sueño. Ese es el momento ideal para meterse en la cama y comenzar a relajarse. Entonces, recuerdo la última escena escrita ese día y empiezo a crear la siguiente escena. La mayoría de las veces me centro en los personajes y les dejo hablar. No suelo encargarme de nada más, pero a medida que se crean los diálogos me voy quedando con el ambiente, muebles, objetos, iluminación, vestuario,…

           2.- Etapa: siempre pongo dos alarmas para despertar. La primera, diez minutos antes de levantarme y la segunda la pongo por precaución, no vaya ser que en esos diez minutos me quede dormida. Lo que hago entonces es recordar la escena que cree la noche anterior y analizo dos puntos:

a)    Qué recuerdo y hasta donde llegaron los personajes, antes de quedarme profundamente dormida.

b)    Si realmente merece la pena la escena que cree.

            3º Etapa: me levanto y voy enseguida a mi lugar de trabajo, anoto las pinceladas de lo que ocurrió en la escena y los detalles importantes que conviene retener.

Cuaderno

            4º Etapa: sea cual sea el momento de ponerme a escribir (que últimamente suele ser por la mañana) desarrollo detenidamente la escena como parte integral de la novela.

Para mí, esta es la mejor manera de darle credibilidad no solo a los diálogos sino a todos los elementos que conforman la escena.

5.- No solo hablo de novelas de fantasía.

  Sirve para Ciencia ficción, romántica, cuentos, policíacas,…

 Es cierto que cuando escribes una novela creas muchísimas escenas visuales y jamás me ha dado por contar todas las que he creado al escribir. Pero no he escrito siempre de continuo. Lo que sí he hecho durante los casi veintiún años que llevo como maestra es contar historias diversas. Todas las semanas les cuento historias a mis alumnos y la noche antes realizo el proceso de visualización. Así cuando me preguntan sobre cualquier detalle tengo la respuesta inmediatamente.

  Jamás he contado una historia a mis alumnos sin que me haya sorprendido las caras de felicidad, emoción, disfrute e interés. Y por supuesto, no hay nada peor que vivir el momento en que un alumno se ofrece a hacerte un dibujo sobre la historia, te pregunte como va vestida la protagonista y no lo sepas, tardes en contestar o le digas que se lo invente él. Pierdes toda la credibilidad como contadora de historias.

Expresión en los alumnos.

 

 ¿Visualizas las escenas antes de escribirlas?

Si no es así, trata de poner en practica esta técnica y luego me cuentas que sensación has sentido.

Suscríbete al blog para no perderte ninguna entrada.

 

 

 

5 tareas a realizar antes de escribir una novela

5 tareas a realizar antes de escribir una novela

¿Os ha pasado alguna vez que se ha aparecido una excelente idea a la cabeza y habéis empezado a desarrollarla sin más?

¿Qué tareas realizas antes de escribir tu novela?

 Pues a mí muchas veces. De hecho esta es la primera vez que he trabajado más antes y durante que después de terminar mi novela, entre otras cosas porque todavía no está terminada.

  Eso no significa que lo que os voy a explicar ahora sea mejor manera de escribir una novela. Simplemente me gustaría explicaros los pasos que he dado yo antes de ponerme a escribir.

1.- La idea: obviamente tener una idea previa debe ser el motor de arranque. Es más, esa idea debería rumiarse durante un tiempo, lo suficiente para sentir que merece la pena. Si después de darle vueltas, la adrenalina que sentiste en el momento que surgió no continúa dentro de ti, tal vez, y solo tal vez, deberías dejarla reposar.

Idea

2.- Conocimiento general de tu historia: es el proceso de ir desde lo abstracto a lo concreto.

   – Escribe una frase de no más de 15 palabras que exprese la idea general de tu novela.

   – Después, amplía la frase a un párrafo no mayor de cuatro líneas donde proporciones más información.

  – En estos momentos te ayudará pensar que tienes delante a una persona que te pregunta de qué va tu historia. Escribe una sinopsis que abra el apetito de tu lector pero que no lo sacie. Déjale con las ganas de saber más, de leer tu obra.

3.- Escribe un guion.

Jordi Sierra i Fabra, en su libro “la página escrita” desarrolla muy bien este apartado. Según él:

  •      En cuantas más partes y/o capítulos puedas dividir una historia, mejor la podrás contar.
  •       Un buen guion te asegura en un porcentaje muy elevado el obtener una buena novela
  •        Elaborar un guion previo te permite dominar el ritmo, la música, y hacer obras con personajes múltiples manteniendo una unidad global que funcione como un reloj.
  •        El guion cobra forma con la estructura. Y, a su vez, la estructura es aquello que vamos trenzando mientras elaboramos el guion.

  Para mí, el guion ha resultado ser la carretera, con sus curvas y sus dificultades, que me está llevado del punto de partida hasta el final de mi proyecto. En cuanto me siento perdida, recurro a él y enseguida vuelvo a encontrar el camino.

4.- Creación de mundos o worldbuilding: si para escribir tu novela necesitas crear un mundo totalmente fantástico te aconsejo comenzar a desarrollarlo previamente o de lo contrario te perderás.

   Hay tantas maneras de crear un mundo fantástico que debes decidir cuál será la tuya. De todas formas, el hecho de que desarrolles todos y cada uno de los aspectos necesarios para tu mundo, no significa que los tengas que narrar en tu novela. No obstante, si tu mente tiene claro aspectos como: el ambiente, el sistema político, la moneda, la educación, las leyes, los rituales, los gremios, la vestimenta, las especies animales y otras criaturas, la jerarquía social y política (en fin, no quiero agobiarte) escribirás con conocimiento de causa.

5.- Tu propia enciclopedia fantástica.

   Este punto tiene mucho que ver con el anterior. Cuando estás a punto de terminar tu historia, manejas a la perfección nombres, especies, lugares, fechas, acontecimientos,… Pero cuando comienza, esto puede convertirse en una batalla campal.

  Necesitaba volver a mis notas una y otra vez y llegaba un momento en el que tenía tantas que ya no sabía en cual estaba la que buscaba. Sé que existen herramientas buenísimas en internet que facilitan esta labor pero soy una persona extremadamente visual y precisaba algo parecido a una enciclopedia que me mostrara imágenes, el árbol genealógico, símbolos, armas, vestimenta,…En mi novela (aún estoy luchando con el título) el hechicero principal elabora una especie de Grimoire que yo misma convertí en el lugar idóneo para documentarme.

Libro de hechizos.

                        Libro de hechizos

 Lo elaboré desde cero. Pasé una toallita de bebé seca, mojada en café por unos 40 folios, que arrugué y dejé secar. Luego, los agrupé de cinco en cinco y los cosí a un trozo de polipiel con las medidas exacta de los libritos. Adorné un poco la portada y comencé a llenarle todas sus páginas con la información que necesitaba para escribir mi novela.

  Os aseguro que resulta muy sencillo buscar datos, imágenes, detalles,… en ese libro. Es un trabajo previo que puede resultar tedioso al principio pero luego te evita equívocos, contradicciones y sobre todo la pérdida de tiempo.

Libro de hechizos

        Libro de hechizos.

¿Tienes la costumbre de trabajar tu novela previamente o te pones a escribir sin más?

Me encantará saberlo.

Anímate a dejar un comentario. Gracias por tu visita.

 Suscríbete al blog para no perderte ninguna entrada.