Creación de Mundos, Recursos para el escritor

La educación: Worldbuilding

La educación: Worldbuilding. Fantasialg
La educación y la cultura, por Luisa García

Las razas, el bestiario, la ubicación de la población… son aspectos importantes de nuestro worldbuilding que debemos desarrollar lo más detalladamente que podamos para que no dé lugar a errores.

El momento de escribir es tan frágil que no nos podemos permitir el lujo de perder la concentración pensando en nimiedades como el nombre de un río en el que se hunde el dragón de las siete cabezas. 

Pero hay otro apartado dentro de nuestro worldbuilding al que debemos prestar también mucha atención y es el sistema educativo del reino, planeta o territorio elegido. No es lo mismo hablar de una población culta que analfabeta. 

Puedes hacerte ciertas preguntas que te ayuden a establecer tus propias reglas.

  • ¿Quienes saben leer?
  • ¿Una raza en particular o todos?
  • ¿Un grupo dentro de una misma raza?

 Tendrás que decidir si los cultos han aprendido desde pequeños o de mayores, dónde lo han hecho y cómo

La edad de inicio de la educación es muy importante y marcará un antes y un después. No es lo mismo aprender de pequeños que de mayores. Esto establece:

  • un tipo de infancia que quizás otros no tengan
  • grupos sociales de amigos
  • vínculos de amistades entre personajes de distintas edades (maestro/alumno)
  • el manejo de la frustración ante suspensos
  • la destreza ante ciertos aprendizajes
  • valores sociales y cívicos…

Decidir si tienen derecho a la misma educación establece categorías o niveles en la cultura de la población. Es posible que las distintas razas que has creado reciban también una educación diferente basada en religiones, creencias, ciencias… Establece las normas, las bases para acceder a una o a otra. 

Una vez que terminen sus estudios, ¿qué procede?, ¿les proporciona un trabajo manual, una profesión académica o está relacionado con cualquier otro sector?

Los que no acceden a una educación ¿a qué se dedican?, ¿como consiguen sus trabajos u oficios?

Decide también si aquellos que no tienen posibilidad de acceder a una educación podrían conseguirlo si tuvieran alguna cualidad o característica especial. No te olvides de definirla.

Ejemplo: en el bestiario de Axlin, Laura Gallego creó un mundo en el que no había escuelas ni lugar donde aprender. De hecho nadie sabia ni leer ni escribir y solo existía un escribano en el poblado que enseñó a Axlin a escribir con una única intención, que a su muerte fuera ella quien recogiera las situaciones vividas en el poblado. Su interés por las bestias que temía la llevó a forjarse un futuro escribiendo toda una enciclopedia con ilustraciones incluidas sobre dichos monstruos.

Muchos de vosotros estaréis pensando que no es necesario detallar el tema de la educación de forma minuciosa para escribir nuestra historia y os diré que tenéis toda la razón. El worldbuilding se crea para ti, casi en su exclusividad, para que a la hora de desarrollar tu novela no caigas en contradicciones, te quedes en blanco o no sepas qué mas escribir. Pero imagina por un momento que eres la autora de Harry Potter. ¿Crees que J. K. Rowling no pensó detenidamente en el sistema educativo que necesitaba?

La cultura y la educación son dos aspectos importantes en la vida de nuestros personajes, una carta de presentación para cada uno. En ninguna historia de ningún autor que se precie, el personaje mas inculto y maleducado se comportara de buenas a primeras como el más entendido del reino (a menos que crees un artilugio que le ayude a conseguirlo).

Tal vez seas capaz de crear una nueva forma de desarrollar la capacidad intelectual, moral y las normas de convivencia de la sociedad a la que pertenecen tus personajes. Si es así, adelante, sé tan original como puedas. Quizá el mundo real te lo agradezca.

También sería conveniente hablar del material y las herramientas que usan para aprender. ¿Son tradicionales y usan libros, papel, pizarra, lápices… ? ¿Son más tecnológicos, incluso llegan a utilizar herramientas totalmente desconocidas para el lector?

Te recuerdo que todo lo que desarrolles sobre cualquier tema de tu worldbuilding no tienes porque introducirlo a la fuerza en tu historia, pero tenlo en cuenta a la hora de darle acción a tus personajes, darle voz a sus pensamientos, crear sus rutinas y todo lo demás. Solo si son acciones razonables contarás con la credibilidad que el lector necesita.

Quizá te perdiste el último post. Te lo dejo aquí:

10 mejores post sobre los giros en la trama de tu novela.

O te apetezca leer más sobre Worldbuilding:

1.- Objetos mágicos

2.-Guía sobre la alimentación en tu worldbuilding

Escribir una novela, Mejores Posts, Recursos para el escritor

10 Mejores Posts sobre Giros en tu novela

9 MEJORES POSTS SOBRE GIROS ARGUMENTALES, Fantasialg
Escrito por Luisa García

Continuamos con la serie de artículos que te ayudarán a crear un archivo completo de Posts que mejorarán tu forma de escribir. Este en particular contiene nueve Posts que hablan de crear giros espectaculares en la trama de tu historia para conseguir los siguientes objetivos:

  1. Mantener activo el interés del lector
  2. Crear una historia original y llena de intriga
  3. No caer en clichés
  4. Sorprender al lector

Para. conseguir todos estos objetivos tienes que tener claro dónde y cuándo debes incluir estos giros. Pero veamos primero qué son los giros en la trama de una novela:

Un giro en la trama no es nada más ni nada menos que un cambio. El argumento sigue una línea y en un momento dado sucede algo esperado o inesperado que obliga al protagonista a tomar decisiones que de otro modo no hubiera tomado. Por lo general esta toma de decisiones cambiará el rumbo de la historia y marcará así el primer giro.

El primer giro puede aparecer en el planteamiento de la historia, ese momento en el que el protagonista descubre cierta información que hará que su mundo se tambalee en un segundo. Es entonces cuando tiene que tomar la primera decisión: hacerse cargo de la situación y tomar las riendas de su nuevo destino. Encontramos aquí un antes y un después. La historia nos presenta el mundo de nuestro protagonista, totalmente distinto al que vivirá cuando finalice la novela. Es por ello que incorporamos el giro de la trama, para dar sentido al cambio.

Eres tú como escritor quien decide cuántos giros introducirás en tu historia, pero recuerda siempre tener una buena razón para ello y no dejar nada al azar. Puedes encontrarte después con líos, en lugar de giros, imposibles de controlar.

Te dejo una lista de los 9 mejores Posts sobre Giros en la trama de tu novela que he encontrado por la web. Seguro que te ayudan a aclarar dudas o quizás te inspiren a encontrar el mejor giro de la historia.

1.- Iris de asomo nos explica las reglas de un juego para el escritor en su artículo: ¿Cómo jugar con los giros argumentales de tu novela?

2. Rocío Molina nos cuenta cómo ser imprevisibles con los giros argumentales.

3.-¿Necesitas ejemplos claros de giros para tu historia? Canal Nostalgia nos ofrece 40 giros argumentales. ¿Tendrás suficiente?

4.- Piper Valca te ayuda a sorprender al lector usando giros en la trama de tu novela. No te pierdas este artículo.

5.- El protagonista no es el único que puede sufrir giros argumentales. Te presento a diecisiete personajes que puedes usar para provocar giros en la trama de tu historia, artículo pertenecen a mi autoría, Luisa García.

6.- Abel Amutxategi te regala en este artículo El truco definitivo para comprender los Puntos de Giro.

7.- Joel Castillo nos habla en este artículo de giros en los videojuegos, pero ofrece ejemplos muy interesantes que te pueden inspirar.

8.-El siguiente vídeo te comenta 10 giros argumentales en algunas películas dísney.

9.- Y este otro vídeo te enseña a escribir giros argumentales interesantes.

En este blog puedes encontrar otros artículos de la serie: Mejores post sobre…

1.- Para empezar una novela.

2.- Sobre la trama de una novela.

3.- Para finalizar una novela.

Gracias por tu visita.

Leyenda, Relatos

La leyenda de los buscadores de piel

Leyenda de los buscadores de piel, fantasialg
Leyenda inédita escrita por Luisa García

En un país lejano del que apenas se ha oído hablar, existe una leyenda que sigue cumpliendo su función principal: hacer reflexionar a los niños sobre el hecho de obedecer a los mayores.

Esta leyenda habla en particular de las mamás y dice así:

Cuentan los ancianos que, en un bosque sombrío y carente de vida humana, una mujer encontró el lugar perfecto para vivir con sus dos hijos pequeños: Culén, de ocho años de edad y la dulce Ivyn, de tan solo cuatro. Acababan de abandonar el pueblo donde habían nacido porque Bianca, la mamá, estaba en busca y captura por el robo de cinco hogazas de pan. Mientras los pequeños recogían leña para resguardarse de la fría y larga noche, su madre recolectaba todos los frutos comestibles que encontraba a su alrededor. Cuando llenó el delantal que colgaba de su cintura, volvió al lugar elegido como el nuevo hogar.

—Prepararemos una choza de finas ramas para dormir, ¿qué os parece? — sugirió Bianca. 

Los niños estaban asustados y temían que al llegar la noche, los ruidos del bosque, el movimiento de los animales y el aleteo de las aves empeorarían sus miedos.

— Queremos volver a casa — contestó Culén con un leve titubeo en los labios. 

La madre hizo caso omiso a las palabras del niño y comenzó a construir el refugio. Cantaba una canción animada, para que sus hijos se encontraran cada vez más a gusto. Después de un rato trenzando hojas y colocando ramas estas se terminaron y Bianca decidió ir a buscar más. Aún quedaba tiempo para la puesta de sol. 

— Quedaros aquí sentados frente al fuego. No os mováis ni os acerquéis a las llamas, ¿de acuerdo? —ordenó Bianca.

—No te vayas, mami. Tengo miedo —aseguró Ivyn.

—No tardaré más que unos cuantos minutos, te lo prometo. 

—¿Y si vamos contigo? — sugirió Culén. 

—No podemos dejar el fuego solo ni tampoco el refugio, podrían destrozarlo los animales del bosque. 

Bianca se adentró entre los altos y frondosos árboles dejando a los pequeños al rededor de la hoguera. 

Pasaron varias horas y Bianca no volvía. Los pequeños comenzaban a desesperar.

—Si buscamos ramas acabaríamos antes y mamá podría volver con nosotros —dijo Culén, mirando con atención a su hermana.

—Mamá dijo que nos moviéramos de aquí.

—Lo sé, Ivyn, pero no pasará nada, ya lo verás. Ven.

Culén sujetó la mano de su hermana y ambos se fueron por el mismo camino que había seguido su madre. Recogían cada rama que veían y se la colocaban bajo el brazo. Escucharon ulular a varias lechuzas y el cantar de diferentes pájaros. Pasado un tiempo, sentían los brazos cansados por el peso de las ramas y decidieron que ya tenían suficiente. 

—Seguró que mamá está a punto de regresar, así que nosotros también lo haremos —dijo Culén. 

En ese instante, una rama crujió y los dos se volvieron asustados hacia el lugar del que procedía el ruido. 

—Buenas tardes, preciosos niños. 

Una señora de avanzada edad, vestida con capa negra, ropas oscuras y raídas, se acercó a los pequeños. Con las manos tiznadas y las uñas cargadas de mugre, trató de acariciar el dulce rostro de Ivyn, que de inmediato dio un paso atrás. 

—¿Estáis perdidos en el bosque de los buscadores de piel? —preguntó la mujer.

—No —contestó rápido Culén—. Estamos esperando a nuestra madre. 

—¿Has dicho «el bosque de los buscadores de piel»? —preguntó asustada Ivyn. 

—En el estáis. ¿No habéis oído hablar de él?

Los niños movieron la cabeza en señal de negación. 

—Cuando los muertos pierden la piel —comenzó a explicar la anciana— se guarecen en este bosque, con una única finalidad: regresar al mundo de los vivos. 

—¿Y dónde encuentran la piel? —quiso saber la pequeña.

—En los humanos desobedientes que se adentran en estos parajes, como vosotros. 

La voz de la anciana retumbó entre los troncos de los árboles y el viento la la devolvió varios segundos después. La joroba de su espalda la hacia inclinarse de tal forma que los niños sentían cada vez más cerca su aliento. No dejaba las manos en quietas y trataba de tocar a los hermanos en todo momento. 

—Quiero irme —dijo Ivyn. 

—Ya no puedes —contestó la anciana.

Enseguida se irguió y tiró la capa que la cubría al suelo. Un cuerpo esquelético y sin piel se asomó a través de la desgastada ropa. Los niños gritaron con fuerza, pero no tuvieron tiempo de escapar. Los huesudos dedos de la mujer agarraron a los chicos por los brazos y de inmediato aparecieron en la cueva de la anciana, donde casi una docena de esqueletos aguardaban pacientemente la llegada de piel fresca. 

Nadie sabe qué pasó con aquellos niños ni tampoco con Bianca, cuando descubrió que sus hijos no estaban donde ella los había dejado. Lo único que se conoce del final de esta leyenda es que muchos viajeros, que han cruzado el bosque en busca de otras tierras donde vivir, han escuchado los gritos de una mujer llamando a sus hijos y el crujir de ramas sin que nada ni nadie las pise. 

Espero que te haya gustado. Gracias por tu visita.

Quizá te perdiste el artículo de la semana pasada:

¿Qué opino del blog?

Tal vez te interese leer alguna de estas leyendas inéditas:

1.-La leyenda del pueblo sin sangre nueva.

2.-La leyenda de los sacacuartos.

3.-La leyenda del guerrero Betiste.